(De)construyendo un plan de (des)gobierno

(De)construyendo un plan de (des)gobierno

Manual de construcción y valoración de planes de gobierno



Precio : u$s 20.00

Pocos elementos pueden ser tan destructivos para el sistema democrático como un Plan de Gobierno. Pueden implementar programas incompatibles con el sistema de valores que el electorado eligió para que los gobierne. Pueden ser inaplicables, u oscuramente incomprensibles. Tienen el potencial de convertir en añicos los deseos y esperanzas que un pueblo deposita en un partido. Un Plan de Gobierno puede desarticular la participación popular en la toma de decisiones, y tornar el sistema democrático en una farsa. El progresivo uso de los Planes de Gobierno como piezas de marketing, vacíos de sentido político, hace que el universo político en su totalidad tienda al populismo.

Pero un Plan de Gobierno también puede ser un instrumento clave para el progreso y desarrollo. Puede demostrar que –si está bien aplicada– la democracia sí puede ser un sistema donde los individuos reconocen su voluntad en las actuaciones del Estado. Es un instrumento que puede marcar la diferencia entre un gobierno basado en el carisma de un líder y uno guiado por la aplicación planificada de valores socialmente consensuados. En el Plan de Gobierno está la posibilidad de alejarse de políticas espontáneas, producto de los caprichos intestinales de los gobernantes, y acercarse al dominio de la previsibilidad y la certeza.

También le puede interesar